25 mar. 2016

Hot cross buns


Cómo ya podréis saber me encantan las fotografías oscuras y que se vea el sujeto con sombras, que realce la belleza del producto ya que es fruto de nuestra imaginación, de nuestra manera de ver las cosas, y como las apreciamos. Cada vez me doy más cuenta de que una fotografía cuenta mucho más de lo que nosotros vemos, cada sombra, cada brillo tienen un significado. En este shooting me he inspirado en una vieja tienda de pasteles de alto prestigio, mas o menos de los años 60, ya que se me ha venido a la mente un joven chico que al acabar su formación decidió ir de pinche a una pastelería sueca. Y cuando el se quedaba fregando los platos a última hora de la jornada, el hacia sus pinitos y se los curraba mucho, todas las noches creaba pasteles de ensueño en su mete, estrujando al máximo la lógica para que quedaran perfectos. Y a raíz de todo esto se me vino a  la mente hacer unos de sus pasteles de ensueño y querer transmitir con estas fotografías el momento de estar solo en la cocina y coger la cesta con sus pasteles de ensueño.





 INGREDIENTES:
  • 300 ml. leche (+5 cucharadas)
  • 50 gr. mantequilla
  • 550-600 gr. harina de fuerza (+70 gr)
  • 1 cucharadita sal
  • 75 gr. azúcar
  • 7 gr levadura instantánea de panadero 
  • 1 huevo 
  • 70 gr. de pasas o chocolate
  • 1 cucharadita de canela
  • 5 cucharadas mermelada de albaricoque
Colocar la leche al fuego. Cuando empiece a hervir, retirar del fuego y añadir la mantequilla. Dejar que enfríe hasta que esté tibia.
En el vaso de la amasadora ponemos 500 gr. de harina, azúcar y levadura de panadero instantánea.
A velocidad baja y con el gancho vamos echando lentamente la  mitad de la leche con la mantequilla.
Echamos el huevo ligeramente batido y la sal.
Terminamos incorporando el resto de la leche poco a poco.
Si la masa está pegajosa  y no se despega de las paredes del vaso echar cucharadas de harina , hasta que se despegue y continuar amasando un par de minutos más.
Cubrir la masa con papel film engrasado con un poquito de aceite y dejar levar 1 hora.
Pasado este tiempo, añadir las pasas y canela. Amasar hasta que todo esté bien integrado y dejar levar 1 hora mas, volveremos a cubrirlo con el papel film engrasado.
Cuando haya terminado el segundo levado colocaremos la masa sobre la encimera espolvoreada con un poco de harina y cortaremos trocitos de masa de unos 60 gr.
Le daremos forma de bollito a estros trocitos de masa y los colocaremos sobre una bandeja de hornear cubierta de papel de hornear, dejando unos 10 cm. de separación entre los bollitos.
Los cubriremos de nuevo con papel film pero sin que los aplaste para que puedan levar y los dejamos reposar 1 hora o hasta que doblen el tamaño.
Precalentamos el horno a 190º
En bol colocaremos los 70 gr. de harina e iremos incorporando las 5 cucharadas de leche una a una hasta que obtengamos una pasta. A lo mejor no es necesario utilizar toda la leche.
Meteremos esta pasta en una manga pastelera y le cortaremos la punta. Dibujaremos una cruz sobre los bollitos.
Hornearemos durante 15 -20 minutos o hasta que estén dorados.
Sacaremos del horno y dejaremos enfriar.
Disolver la mermelada de albaricoque con 1 o 2 cucharadas de agua y calentar unos segundos en el microondas.
Pasar la mermelada por un colador  y pincelar mientras está caliente sobre los bollitos fríos.