8 ene. 2016

Lagmintons, primera receta del año

Hoy cuando abrí la página de blogger me dí cuenta que, el blog es la mejor cosa que me ha podido pasar en este tiempo que llevo con el, no solo por las visitas que también, esta tarde he recibido más de 70, os lo podéis creer, yo no, y sois lo más hee!! De verdad!!
Ahora que ya estamos en el 2016 tenía pensado emprender un proyecto de fotografía, no sé si el 365 o el 52. Os cuento que es cada cosa. El proyecto 365 días consiste en hacer una fotografía cada día, durante los 365 días que tiene el año, Perece fácil pero creo que no lo es, tiene s que estar todos los días pendiente de la cámara hacer la foto y editarla, y todo eso lleva tiempo, como mínimo 1 hora seguramente. Pero aún así hay otra posibilidad que es el proyecto 52 semanas, que consiste lo mismo que el 365 pero en vez de todos los días cada semana, yo creo que voy a hacer el 52 semanas. ¿Vosotros que me decís? Dejármelo en los comentarios.
Bueno haga el que haga voy ir subiendo cada semana fotos, ya sean una o varias, a mi porfolio.
Alvaro Outon Porfolio

Y nada más os dejo con la receta, que es muy muy fácil, algo laboriosa pero muy fácil.



Lagmintons

Esta receta consta de tres elaboraciones diferentes, el bizcocho, la crema y la cobertura.

Ingredientes para el bizcocho:
  • 4 huevos
  • 130 g de azúcar
  • 130 g de harina
Precaleentamos el horno a 180º y forramos una bandeja de horno con papel de horno
Esta receta de bizcocho es la más fácil que he hecho, se montan los huevos con el azúcar hasta que la mezcla se multiplique, tamizamos encima en varias tandas la harina y vamos mezclando entremedias con una espátula con movimientos envolventes, no se puede mezclar a lo loco porque al no llevar levadura quedaría un bizcocho apelmazado.
Echamos toda la masa el la bandeja y la repartimos uniformemente y horneamos unos 16 - 20 minutos, hay que tener cuidado que no se os pase que sino que el bizcocho muy seco.

Ingredientes para la crema:
  • 500 ml de nata para montar
  • 200 g de queso crema
  • 200 g de azúcar en polvo (yo esta vez utilice el de la marca Hacendado que me dijeron que lo cambiaran y me llevé una agradable sorpresa)
Este paso es muy importante porque sino corremos el riesgo de que no nos salga la crema, consiste el medir la nata y meterla en la nevera junto las varillas y el bol de la batidora en la nevera.
Primero el otro bol diferente batimos el azúcar con el queso hasta que parezca merengue, tarda un poco pero es normal, unos 10 minutos tranquila mente. 
Por otra parte montamos la nata, pero no mucho, que sino después se os va a cortar.
Mientras acabamos de montar la nata, vertemos la mezcla de queso y continuamos batiendo hasta que tenga la consistencia de helado. Y lo dejamos reposar en la nevera

Ingredientes para la cobertura:
  • 300 ml de nata
  • 500 g de chocolate que tenga el porcentaje de cacao desde el negro hasta el con leche, es decir que tenga un porcentaje de cacao desde el 50% hasta el 80%, esto os lo indica en el paquete de chocolate.
  • 100 g de matequilla
Comenzamos preparando un baño maría, agregamos el chocolate y vamos removiendo hasta que este completemente derretido, después vamos agregando la nata poco a poco y vamos removiendo con una varilla hasta que estén estos completa mente emulsionados, lo sacamos del fuego y en el propio bol añadimos la mantequilla y removemos energicamente ,ente hasta que este esté completamente emulsionado.
Dejamos atemperar a temperatura ambiente hasta el momento de utilizarla.

Por último vamos a montar el pastel. En la plancha de bizcocho cortamos tres rectangulares iguales.
En una bandeja grande ponemos la primera placa de bizcocho, continuamente la mitad de la crema, desequido el otro bizcocho, después la otra mitad de crema y el otro bizcocho. Cuando esté listo lo metemos en el congelador hasta que este frío pero no del todo duro.
Ahora cortamos el pastel en cuadrados del tamaño que queráis y lo ponemos sobre una rejilla, da igual que sea la del horno, no pasa nada sin no tenéis otra. 
Calentamos en el micoondas la cobertura hasta que este liquida y la metemos en una jarra, después bañamos los pasteles ya cortados, desde el centro dejando caer la cobertura hasta que los bañe por completo. 
Si queréis también los podéis decorar con coco rayado, en escamas o el polvo por los laterales.

Si tenéis cualquier duda me lo preguntáis en los comentarios, o simplemente decirme que os pareció la receta de hoy.