4 dic. 2015

Las mejores cookies de chips de chocolate



Llegó la hora, después de tanto tiempo y tanta gente pidiéndome que haga esta receta, ya tocó.
Después de hacer tantas recetas de galletas dí con una que siempre salen perfectas, hay unos truquillos pero además es fácil y muy versátil, le podéis hechar de todo, yo personalmente las hice de arándanos, frambuesas, las podéis hacer de cualquier cosa.

5 trucos para hacer las mejores cookies

  • La mantequilla: es importante que la matequilla no este muy blanda, pero si maneable. A la hora de mezclar la mantequilla con los azúcares es importante que no creme, solo la hay que mezclar e incorporaremos los huevos uno a uno.
  • El bicarbonato: para que nuestras galletas queden blanditas por el centro hay que mezclar y tamizar muy bien la harina con el bicarbonato y no mezclar mucho a la hora de integrarlo a la masa.
  • Los huevos: es muy importante usar el tamaño de huevos que nos indique la receta y no poner un huevo L en vez de uno M.
  • El chocolate: es imprescindible utilizar un buen chocolate porque es la diferencia que dar¨n tus galletas a otra persona que prepare otras también.
  • El horno: como cada horno es un mundo, es más fiable utilizar un termómetro de horno ya que nuestro horno puede indicar mal la temperatura.
Bueno y nada más os dejo con la receta.





Cookies con chips de chocolate
Estas mezclan la ternura de una galleta con las explosiones que chocolate que te llenan la boca.

• 150g de mantequilla
• 100g de azúcar de caña integral
• 100g de azúcar blanco
• 1 huevo
• 1 cucharadita de extracto de vainilla
• ½ cucharadita de bicarbonato sódico
• 250g de harina
• Chips de chocolate negro y con leche

Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta que estén integrados y la mezcla sea muy cremosa. Incorporamos el huevo y la vainilla y batimos de nuevo.
Tamizamos harina y bicarbonato. Los añadimos al bol de la mantequilla, batiendo a la velocidad mínima. Cuando la masa sea homogénea, incorporamos los chips de chocolate y las nueces.
Refrigeramos el bol durante 1 hora como mínimo.
Pasado ese tiempo, preparamos dos bandejas de horno con papel de horno o silpat.
Tomamos porciones de la masa (aprox. dos cucharadas de masa cada vez). Hacemos bolas y las colocamos espaciadas sobre la bandeja, aplastándolas un poquito con la palma de la mano.
Horneamos a 180º unos 12 minutos o hasta que se doren. Las dejamos templar en la bandeja y después dejamos que se enfríen por completo sobre una rejilla.