27 nov. 2015

Cupcakes de chocolate blanco y frutos del bosque, receta inspirada en Eva



Esta semana es muy especial por varios motivos. El primero es que a partir de ahora (época de navidades) subiré recetas navideñas y todo el mundo que las haga que me mande una foto por facebook o cualquiera de mis redes sociales, y al final crearé un pdf con las recetas y vuestras fotos.
Por otra parte, el 11 de noviembre fue el cumpleaños de mi correctora, Eva. Siento no haber podido publicar esto antes porque tengo todo programado, pero encontré este huequito y lo he aprovechado. Para quien no la conozca, Eva es mi correctora y también mi profesora. He hecho esta receta en homenaje a ella porque es una gran persona y le quería regalar algo, pero que no fuese del todo material, y se me ha ocurrido esta receta con los sabores que la representan y los toques dorados y plateados de los sprinkels, que dan una nota de color.
El chocolate blanco lo utilicé por esta frase "El chocolate blanco es la leche que quería ser chocolate" y no voy a contar nada más. Empleé unos frutos del bosque porque aportan frescura, color y un sabor bastante agradable.
En ella usé las gotas de chocolate blanco de Simón Coll, que son muy prácticas y tienen un sabor espectacular.




Cupcakes de chocolate blanco y frutos del bosque

Ingredientes para el bizcocho:


Precalentamos el horno a 180º y preparamos la bandeja con sus cápsulas.


Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que creme, añadimos los huevos y volvemos a batir, pero esta vez tenemos que montar un poco la mezcla. Después echamos la mitad de la harina con la levadura incorporada y mezclamos, añadimos la leche y removemos bien. Acabamos de integrar toda la harina restante y por último añadimos los chips y mezclamos con una lengua.
Llenamos las cápsulas 3/4 partes del papelito y horneamos unos 20-25 minutos. Luego las dejamos enfriar.


Ingredientes para la crema y el relleno:


Para la crema primero tenemos que derretir el chocolate al baño maría, ya que en el micro es muy fácil que se queme. Luego dejamos templar.
Con una batidora eléctrica batimos la mantequilla con el azúcar hasta que parezca un helado.
Añadimos a esta mezcla las dos cucharadas de mermelada y batimos de nuevo hasta que tenga una textura de mousse o helado, añadimos el chocolate frío pero líquido y batimos bien. Parecerá que se corta o que queda muy líquida, pero es normal, es parte del proceso. Lo único que tenéis que hacer es batir hasta conseguir la textura del principio.


Cuando los cupcakes estén fríos los descorazonamos con lo de las manzanas, rellenamos con la mermelada y volvemos a taparlos. Después de hacer este paso con todos, metemos la crema en una manga pastelera con una boquilla de estrella grande y decoramos de fuera hacia dentro, haciendo una montañita. Adornamos con sprilkels y listo.


P.D: Gracias, Eva, por todo tu ánimo y tu paciencia.