1 oct. 2014

BROWNIE CON GALLETAS OREO



Este brownie es el mejor que he probado en mi vida, después de buscar y buscar recetas de brownies he encontrado la perfecta, es jugosa, ligeramente húmeda y ese toque de galletas Oreo lo hace irresistible.


Mmmmmmmmmmm...Ya de decirlo otra vez se me hace la boca a agua. He de decir que esta receta es de la maravillosa Lorraine Pascale.


Desde el primer día que la vi me enamoré, y con esas fotos que hace ella que te dan ganas de lamber la pantalla del ordenador, dije: “tengo que hacer esta receta lo antes posible” y lo apunté en mi libreta de recetas para hacer, lo puse en rojo para saber bien cuáles son las más importantes…

Os dejo con la receta, que me enrollo mucho.





Ingredientes:


  • 165gr. de mantequilla
  • 200gr. de chocolate negro
  • 3 huevos
  • 2 claras
  • 1 vaina de vainilla
  • 165gr. azúcar moreno
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1 paquete de galletas Oreo

Precalentamos el horno  a 180º.

Rallamos el chocolate. Pondremos la mantequilla en un cazo a fuego medio y derretimos, una vez que esté derretida añadimos el chocolate rallado. Retiramos del fuego y removemos hasta que esté bien fundido y mezclado.

Con ayuda de un cuchillo abrimos la vaina de vainilla, colocamos su contenido en un bol junto a los huevos y las claras y batimos con varillas o procesador de alimentos hasta que espume. A continuación añadimos el azúcar (intentando siempre verter por el lado para evitar eliminar el aire de la mezcla) en dos veces batiendo entre cada una de ellas. El proceso durará unos minutos hasta conseguir que la mezcla tenga consistencia.

Una vez integrado todo añadimos la mezcla anterior de chocolate y mantequilla, también por el lado y volveremos  a batir hasta integrar.

Finalmente incorporamos la harina, el cacao y 1/3 de las galletas oreo troceadas. Con ayuda de una espátula removemos hasta que quede todo mezclado.

Forramos un molde cuadrado de unos 20 cm con papel vegetal lo engrasaremos. Vertemos la mezcla y distribuimos por la superficie las galletas oreo restantes.

Horneamos en la parte media del horno durante 20-25 minutos a 180º (puede que necesitemos más tiempo). Iremos pinchando el centro hasta que veamos que esté hecho. El brownie debe de quedar algo cremoso por dentro así que cuidado con hornear en exceso, aunque el palillo de brocheta salga algo manchado, no hay problema, mientras se está enfría acabará de hacerse con el calor del molde.